Presentación

Gabriel García Márquez y Mercedes Barcha durante un homenaje en su honor, en la Casa del Pueblo (Estocolmo, 1982). Foto: Biblioteca Nacional de Colombia - Archivo Nereo López 

El Ministerio de Cultura de Colombia, a través de la Biblioteca Nacional, se ha propuesto galardonar el quehacer de los cuentistas en lengua española y contribuir a la consolidación de este género y de la industria editorial con la creación de un premio que honre la vida y los trabajos de Gabriel García Márquez, el colombiano más universal de todos los tiempos. 

A partir de la segunda mitad del siglo XX, la tradición literaria colombiana ha sido cercana al cuento. Desde la publicación de “A la diestra de dios padre” (1897), de Tomás Carrasquilla, hasta llegar a la publicación póstuma de los cuentos de José Félix Fuenmayor transcurre un camino cuasi desierto que comienza a poblarse en los años cincuenta con autores como Manuel Mejía Vallejo y Gabriel García Márquez. Precisamente, García Márquez publica su primer cuento, “La tercera resignación” (1947), como respuesta al reto lanzado por Eduardo Zalamea Borda en un artículo publicado en el diario El Espectador  en el que sostenía que en Colombia no había cuentistas.

Entre 1947 y 1955, año de publicación de su primera novela, García Márquez publicó al menos diez cuentos en periódicos y revistas. Más adelante, “La siesta del martes”, publicado en Los funerales de la Mama Grande (1962), sería considerado como uno de los grandes renovadores del género en Colombia. A partir de entonces, García Márquez y sus cuentos se convirtieron en un hito para escritores de todo el mundo. 

Es por eso que el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, crearon el Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez que, de común acuerdo con el escritor y respaldado por las principales figuras literarias del país, busca promover la calidad literaria de este género y ampliar el espectro de concursos literarios dentro y fuera de Colombia.